Primera y quince

El ejemplo de un quarterback ciego

Por Jonathan Wall

Si existe una posición en el futbol americano que requiere estar concentrado en todo momento es la de mariscal de campo. Aparte de buscar a un receptor abierto para enviarle el balón, también es necesario mantener los ojos en alerta ante las llegadas de los defensores rivales, que pueden acercarse desde cualquier ángulo.

La historia siguiente trata sobre Rhett Gutiérrez, QB de la escuela secundaria de Standley Lake, Colorado, quien sabe exactamente lo que es lidiar con la presión de jugar la posición más difícil del campo. Sin embargo, tiene otra diferencia sobre los demás mariscales de campo al recibir el centro, y es jugar legalmente ciego.

Gutiérrez padece la enfermedad de Stargardt, que es una forma juvenil de la degeneración macular. Este padecimiento le ha hecho perder la mayor parte de su vista, hasta el punto que ahora es considerado legalmente ciego.

A pesar del revés, Gutiérrez ha estado aprendiendo cómo jugar americano con la formación escopeta para su escuela en esta temporada, apoyándose en su conocimiento de las rutas predeterminadas para encontrar al receptor abierto. A pesar de que la enfermedad ha sido frustrante, Gutiérrez no dejar de seguir practicar el deporte con una actitud positiva.

Rhett Gutiérrez.

“Podría ser mucho peor”, declaró recientemente Gutiérrez al Denver Post, “si tienes una enfermedad en los ojos, lo que quieres hacer es practicar así el futbol americano”.

En esta campaña, Rhett ayudó a sus compañeros del equipo universitario de ganar tres partidos y logró lanzar dos touchdowns en el proceso. También ayuda a “comerse” los segundos finales de los partidos cuando están a punto de finalizar.

Gutiérrez ha sido apoyado por sus compañeros en todo momento y fue nombrado capitán del equipo por unanimidad en esta temporada.

"Fue muy emocionante, y estamos muy contentos por él", dijo a su compañero de equipo John Dean, ”él es el mejor modelo siempre”.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK