Bola Ensalivada

Las lesiones más extrañas del beisbol

En el beisbol, como en todos los deportes, son muy comunes las lesiones, pero hay algunas que en lugar de causar preocupación han provocado risas y burlas hacia los protagonistas.

Es un hecho que las organizaciones a las que pertenecen los peloteros no se han sentido agradadas con las noticias, pero los sucesos han pasado a la posteridad como historias dignas de contarse.

A continuación les presentaré tres de las lesiones más chuscas e increíbles que les han pasado a peloteros ligamayoristas. Un par de ellas trataron de ser ocultadas por los mismos jugadores debido a que sucedieron fuera de sus actividades profesionales y violaban las clausulas de sus contratos.

JEFF KENT Y SU CHOQUE EN MOTO

Semanas antes de que diera inicio la pretemporada del 2002, el entonces super estrella de los Gigantes de San Francisco, Jeff Kent, se fracturó la muñeca izquierda luego de chocar en su moticicleta.

undefinedEl entonces tercera base de los Gigantes le dijo a la gerencia del equipo que se había caído lavando su camioneta en Scottsdale, Arizona, ciudad donde el equipo realiza el spring training.

Pero para sorpresa de Kent, quien gozaba de un salario de 6 millones de dólares, dos testigos del accidente reportaron el suceso al 911 y su mentira se vino al traste.

La verdad es que Kent jugaba a hacer 'caballitos' con su moto cuando cayó y se quebró la muñeca, y aunque se recuperó, los Gigantes lo castigaron al ponerlo en la lista de lesionados al inicio de la temporada, pero se dio tiempo de regresar para batear 37 cuadrangulares y remolcar 108 carreras.

JOE BEIMEL Y LA CERVEZA ROTA

A dos días de iniciar la postemporada del 2006 contra los Mets de Nueva York, el relevista de los Dodgers de Los Ángeles, Joe Beimel, optó por ir a ver un juego de 'Monday Night Football' de la NFL a un bar de Manhattan.

Pasadas las 2:30 AM, a Beimel se le cayó una botella de cerveza que le cortó la mano izquierda. Regresó al hotel a buscar al preparador físico para que le curara la mano que no dejaba de sangrar, y ahí mintió al decirle que el accidente había sucedido en su cuarto de hotel.
Al día siguiente un testigo le contó los hechos a un reportero de Los Ángeles Times y el 'cuento' de Beimel se vino abajo, mientras que el manager Grady Little y el pitcher Brett Tomko le reclamaron por su poco compromiso con el equipo.

Beimel, quien era clave en el cuerpo de relevista de los Dodgers, no pudo jugar la serie y los Dodgers fueron eliminados en tres juegos por los Mets.

STEVE SPARKS Y EL PODER DE LA MENTE

En 1994, en plena pretemporada, el pitcher de los Cerveceros de Milwaukee, Steve Sparks se dislocó el hombro izquierdo luego de querer imitar una rutina que oradores motivacionales le habían puesto a los integrantes del club.

El ejercicio, que pretendía demostrar el poder de la mente sobre cosas materiales, consistía en romper las hojas de unos libros, Sparks hizo el intento y lo que logró fue dislocarse el hombre y perder el inicio de la temporada.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK