Bola Ensalivada

Walter Silva y su juego sin hit ni carrera

Sígueme en Twitter: @Beisbolpuro

Después de que el lanzador mazatleco de los Sultanes de Monterrey, Walter Silva, lanzara un juego sin hit ni carrera ante los Rieleros de Aguascalientes, todos comenzamos a hablar de las estadísticas alrededor del encuentro.

Que si fue el juego sin hit número 94 para un pitcher en la historia de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), que fue el primero que se lanzó en el Estadio Monterrey, que desde 1978 un pitcher de Sultanes no lanzaba un encuentro sin hit ni carrera, etc.

Pero detrás de la joya lanzada por Walter Silva hay varios datos curiosos que el mismo lanzado reveló y que sin duda pudieron ser variables para que el hito no se lograra.

El primero: los Sultanes montaron un racimo de 10 carreras en la quinta entrada que para ese entonces los ponía arriba 18-0 en la pizarra, y fue entonces que Walter se acercó al manager (Lino Rivera) para pedirle la oportunidad de lanzar otro inning más y salir del juego y estar descansado para la recta final de la temporada, pues además pelea por el título de juegos ganados de la LMB.

El segundo: curiosamente la pizarra del Estadio Monterrey no funcionaba ayer, entonces Walter Silva no se dio cuenta de que lanzaba sin hit ni carrera hasta que el propio manager Lino Rivera se lo comentó en la charla que tuvieron en la quinta tanda.

“Hago historia en un juego que en la quinta entrada, como ya íbamos muchas carreras de diferencia, me quería salir. Aparte ayer la pizarra de nosotros no servía, y también era como mucha distracción, preguntar de los conteos, el inning que iba y la verdad no sabíamos cómo estaba el juego, se pierde la noción de cómo va el juego”, explicó Silva.

“Cuando vi que habíamos hecho un rallie grande (10 carreras) en la quinta entrada, me acerqué al manager Lino (Rivera) y le comenté que si podía tirar una entrada más y me podía salir porque la próxima semana me tocan dos salidas en México y en Puebla y quería estar descansado para esos juegos, pero él me dijo que íbamos sin hit y entonces le dije que siguiéramos”, agregó.

Al final, los Sultanes derrotaron 23-0 a los Rieleros siendo además la peor paliza en la historia de la LMB dejando atrás el 22-0 que los Diablos Rojos del México le propinaron a los Saraperos de Saltillo, el 1 de abril de 1986.

Comentarios: beisbolpuro@hotmail.com

Cargando...