Desde la redacción. Columnistas, opinión y crítica

¿El gol más ridículo de la historia?

Vale, es fútbol playa y no debería contar pero ¿no éste uno de los goles más ridículos que se hayan visto jamás? El artista se llama Gandac, juega con Rumania y es capaz de firmar bellezas como la que sigue. Fuera del area y sometido a una presión por parte del francés Pagis que no intimidaría ni a mi primo pequeño decidió marcarse un gol en propia puerta. ¿Entienden ahora por qué odio el fútbol playa?

Cargando...