Desde la redacción. Columnistas, opinión y crítica

Nery Castillo, devaluado en un 83 por ciento

Nery Castillo salió del equipo griego Olympiacos en 2007, desde ese momento empezó el largo camino de errores para el mexicano en el futbol europeo.

Por una cifra de 13 millones de euros, el jugador nacido en San Luis Potosí, pasó a jugar al Shakhtar Dontesk de Ucrania. Equipo en el que daría comienzo su montaña rusa deportiva, no así la económica.

No tuvo la participación que él y su equipo deseaban. El talento que había demostrado en la liga griega, parecía que se había extinguido. Posteriormente pasó al equipo inglés Manchester City. Una gran institución, actual campeona de la Liga Premier, y una vez más, no tuvo la regularidad para ser considerado dentro del once inicial.

Su camino de malas decisiones le llevó a probar suerte en el Dnipro, en Ucrania, y el Aris Salonica griego, además de jugar en Estados Unidos con el Chicago Fire, bajo la dirección de Carlos de los Cobos. Una vez más, la historia fue la misma.

Incluso su paso por la selección mexicana se vio detenido. Su inestabilidad y pocos minutos de juego le limitaron el acceso al Tri.

Por tanto movimiento en los últimos años, y su poca o nula actividad con los clubes en los que tenía presencia, su carta se devaluó en un 83%, de acuerdo a la página de internet transfermarket. Página muy recurrida por los medios en todo el planeta por su confiabilidad y certeza en los datos que refleja.

En el año 2004, la carta de Castillo tenía un valor de 2 millones de euros (2 millones 500 dólares). El pináculo de su carrera habría sido en el momento del traspaso a la escuadra ucraniana Shakhtar Donetsk, 13 millones de euros (16.4 millones de dólares).

Cuando migró a Estados Unidos, su carta sufrió la peor caída en su valor, llegó a los 875 mil euros (1.1 millones de dólares). Su sueldo en el Chicago Fire no reflejaba su valor como futbolista en el mercado, con todo y la compensación que recibía, su sueldo estaba por encima de los dos millones de dólares.

Del costo que llegó a alcanzar su carta al momento de su pase a Ucrania, al día de hoy, se ha devaluad un 83 por ciento. Su valor ‘futbolístico’ es de 2.2 millones de euros (alcanzaría los 2.7 millones de dólares) con su llegada al Pachuca, y probablemente, el fin de su carrera.

EFE

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK