La Tinta Indiscreta

De frustrado jugador del Chelsea a plantar cara a Usain Bolt en Londres

Adam Gemili prefiere jugar al futbol que correr los 100 metros planos, pero el dinero de Abraham Ibramovic invertido en la contratación de futbolistas de élite lo terminó encerrando en el baúl del ostracismo.

B03. BARCELONA, 11/07/2012.- El británico Adam Gemili a su llegada durante la final de los 100 metros, en la que …Llegó al Chelsea en 2001 con solo 10 años. En un principio, los ojeadores del conjunto británico lo cuidaban como si se tratara del próximo lateral derecho de la selección inglesa. Parecía que el futuro de Adam estaría ligado por muchos años al futbol mundial, pero mientras él continuaba empeñado en escalar posiciones en el club ‘Blue’, el multimillonario ruso pescaba en aguas internacionales.

Poco a poco, Adam Gemil fue perdiendo su caché como futbolista precoz. El Chelsea contribuía con ello al cederlo a otros equipos, como al Dageham & Redbridge F.C. de la Tercera División y al Thurrock F.C., un equipo semiprofesional de la regional Isthmian League.

Cuando los entrenadores de las inferiores del Chelsea veían correr a Adam Gemili por el lateral derecho como si se tratara de un jaguar persiguiendo a su presa, a todos se les ponían los ojos de plato.

Después de varios años entregando su cuerpo y alma al futbol, a Gemili se le atravesó por casualidad el atletismo. En enero de este año comenzó a dividir su tiempo en dos profesiones. “En la actualidad estoy jugando al fútbol en el invierno y entrenando atletismo en el verano, así que no interfieren entre sí, pero el fútbol es mi verdadera pasión”, decía Adam hace poco menos de seis meses, antes de saber que el futuro cercano le tenía preparado una invitación a los Juegos Olímpicos de Londres como velocista.

Gemili comenzó a prepararse y alejó de su mente el sueño de futbolista. Guardó los botines en una caja de cartón en el fondo de su armario. Se calzó los tenis ultraligeros y se fue a practicar a la pista. Ya ahí, sobre el tartán, Michael Afilaka descubrió el talento del ex jugador del Chelsea y contribuyó a su evolución en tiempo récord. “Su técnica (como corredor) era horrenda”, dijo su entrenador al verlo.

Lo primero que hizo Afilaka fue darle las herramientas técnicas para explotar al máximo su velocidad. Una vez alcanzado el primer objetivo, Adam comenzó a ganar. Conquistó la medalla de oro en los 100 metros en el Mundial Juvenil de Atletismo en Barcelona con un tiempo de 10.05 segundos, instalando así el nuevo récord histórico de la competición.

Marcó el mejor tiempo británico en esa prueba en 2012 y el segundo más veloz de Europa, sólo por debajo del francés Christophe Lemaitre. Lo asombroso del presente de Adam Gemili es que su presente, con sólo 18 años, es asombroso, ya que aún está lejos de los 22 años, edad en la que los velocistas encuentran su mayor apogeo.

Gemil lleva alrededor de cinco meses compitiendo en atletismo y sólo se ha quedado a tres centésimas de segundo de la mejor marca del año del jamaicano Usain Bolt.

Esa marca le valió para recibir la llamada más esperada por parte del seleccionado británico. “Adam, vas a estar en los Juegos Olímpicos de Londres y van a plantarle cara a Usain Bolt, ¿entiendes?”, tuvieron que decirle desde el seno de la comitiva olímpica.

Adam Gemili se ha convertido en la esperanza británica de estos Juegos Olímpicos en Londres, sin embargo, su entrenador y protector prefiere que la atención se centre en otros deportistas más experimentados. “No tenemos que quemarle, no podemos desviarnos del plan. Si lo lanzamos a las llamas de los Juegos y se quema, es posible que nunca se recupere. Yo he estado ahí y sé que la competencia es brutal. No es que sea un chico joven, es que es muy joven para el atletismo”. Usain Bolt tiene un nuevo rival en Londres que puede llegar a ser muy peligro, no sólo por su velocidad, sino por el apoyo del público británico.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK