El 'alemán' Otsu y el 'brasileño' Nagai, dupla de riesgo para México

Pese a contar con un colectivo que trabaja en bloque, Japón tiene dos atacantes que se salen del guión y serán una amenaza para México en semis: el 'alemán' Yuki Otsu del Borussia Moenchengladbach, y Kensuke Nagai, que creció jugando en las calles de la brasileña Itapinga.

Autores de tantos en la goleada 3-0 frente a Egipto en cuartos de final, la dupla Otsu-Nagai ya lleva cuatro dianas en el torneo y se ha ganado ya más de un elogio.

El primero en "descubrir" a Nagai, de 23 años, fue el seleccionador de la Rojita, Luis Milla, quien en la conferencia de prensa posterior al 'Milagro de Glasgow' del 1-0 japonés, dijo que de Japón le llamó la "atención del número once que corre y corre y tiene una velocidad increíble".

Nagai, que abrió el camino a la victoria ante los egipcios y luego salió por precaución con un golpe en su pierna izquierda que no le impedirá estar el martes ante México en Wembley, según contó, además de velocidad y sentido de ubicación tiene un regate endiablado, que aprendió en Minas Gerais.

Durante su niñez, la familia Nagai se marchó a Brasil por negocios y se instaló en Itapinga, ciudad en la que el pequeño Kensuke estuvo cinco años jugando a todo, pero especialmente al fútbol. "Bajaba de casa y jugaba al fútbol en las calles con los vecinos", relata.

El regreso a Japón lo llevó a Kitakyushu, donde empezó a jugar en la escuela y en clubes, antes de militar en el equipo de la Universidad de Fukuoka. En 2010 le llegó la convocatoria para la selección, convirtiéndose en una de las promesas que hoy brillan con los Samurais olímpicos.

"Me gustaría una final contra Brasil", dice Nagai, quien pretende "algún día jugar en un club de Europa". Por ahora lo hace en el Nagoya Grampus de la J-League.

La otra figura es Yuki Otsu, su principal carta de triunfo. Movedizo, con buen pie y mejor sentido colectivo en el frente de ataque, Otsu, de 22 años, milita desde la temporada 2011 en el Borussia Moenchengladbach germano, donde por ahora no ha logrado explotar, aunque estos Juegos lo han revalorizado.

Autor del tanto del triunfo ante España y del que mató el suspenso frente a Egipto, Otsu compartió entrenamientos con una de las promesas mundiales, el atacante Marco Reus, al que ha "seguido para imitar algunos movimientos", cuando compartían vestuario, antes del traspaso del germano al Dortmund.

"Ser capaces de haber ganado en los cuartos es fantástico, magnífico", dijo el técnico Takashidi Sekizuka.

"Todavía nos queda un largo camino, así que no puedo sentirme orgulloso de mis jugadores todavía. Vamos preparando partido por partido, por lo que ahora solo pensamos en las semifinales", añadió, pensando en que puede volver a dar el golpe con su temible ataque germano-brasileño.

El japonés Yuki Otsu (I) celebra tras anotar ante Egipto en cuartos de final del fútbol masculino de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en el estadio Old Trafford, en Manchester, noroeste de Inglaterra, el 4 de agosto de 2012.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK