Belgrado, bajo custodia antes del Estrella Roja-Burdeos de Europa League

La policía serbia reforzará las medidas de seguridad en Belgrado para el partido del jueves entre el Estrella Roja y el Burdeos del 'play off' de acceso a la fase de grupos de la Europa League, con el vivo recuerdo del asesinato de un aficionado francés hace casi tres años.

"Visto lo que ocurrió en el partido entre el Partizán de Belgrado y el Toulouse hace algunos años y la muerte de Brice Taton, es necesario reforzar las medidas de seguridad", declaró este martes a la AFP Miladin Despotovic, jefe de la policía de la capital serbia.

"Vamos a desplegar un máximo de medidas de seguridad", subrayó, al mismo tiempo que precisó que 1.500 policías se encargarán de la seguridad dentro del estadio y en los alrededores.

El aficionado del Toulouse Brice Taton, que viajó hasta Belgrado para seguir a su equipo durante el partido de Europa League contra el Partizán el 17 de septiembre de 2009, fue golpeado brutalmente y días más tarde falleció por esos golpes.

Con estos antecedentes, para el encuentro del jueves la policía espera la llegada de 50 seguidores franceses. La principal inquietud de la policía concierne a la hinchada serbia, conocida por su comportamiento violento.

Hace dos días, diversas decenas de aficionados del Estrella Roja y del Rad de Belgrado fueron detenidos a causa de una pelea que tuvo lugar durante y después del partido de ambos clubes en el campeonato serbio.

"En estos momentos, hay menos violencia en los estadios, pero no hay que confiarse, porque todos los grupos de seguidores radicales activos los últimos años siempre están ahí", declaró el analista Zoran Dragistic a la AFP.

La policía considera, sin embargo, que los seguidores del Estrella Roja no están interesados en provocar incidentes, porque serían penalizados con la prohibición de asistir al partido de vuelta en Burdeos y el club, que pasa por importantes problemas financieros, sería castigado de manera severa por la UEFA.

Los dirigentes de la entidad serbia están preocupados, sobre todo, en resolver los problemas que aparecieron en el seno del equipo tras la sorprendente dimisión de su entrenador, el emblemático Robert Prosinecki, que fue sustituido por Aleksandar Jankovic.

"Confiamos en que no habrá incidentes durante este partido", declaró a la AFP un responsable del club.

En 2009, algunas horas antes del inicio del partido entre el Partizán, el gran rival del Estrella Roja, y el Toulouse, el aficionado galo Brice Taton y sus compañeros fueron atacados con una violencia extrema por seguidores serbios en la terraza de un café en el centro de Belgrado.

Gravemente herido en la cabeza y el tórax, Taton falleció el 29 de septiembre en un hospital de Belgrado, a los 28 años.

El drama impactó no solo en Francia sino también en Serbia y puso en el punto de mira la violencia de los hinchas serbios, que llegaron a preocupar a las más altas esferas del país.

En enero de 2011, la justicia condenó a 14 personas por el asesinato de Taton a penas que fueron de cuatro a 35 años de prisión, pero fueron reducidas considerablemente en apelación, pasando de cuatro a 15 años.

Un primer partido entre clubes serbios y franceses después de los trágicos hechos, el que jugaron el Estrella Roja y el Stade de Reims en agosto de 2011, transcurrió sin problemas.

La policía serbia reforzará las medidas de seguridad en Belgrado para el partido del jueves entre el Estrella Roja y el Burdeos del 'play off' de acceso a la fase de grupos de la Europa League, con el vivo recuerdo del asesinato de un aficionado francés hace casi tres años.

Cargando...