Tras la coronación, Boca se entrenó con Burdisso y sin Acosta a la espera de Tigre

El triunfo ante Racing trajo tranquilidad a todo el “Mundo Boca”. Y no es para menos, ya que el debut ante Quilmes había sido con una goleada en contra que volvió a sembrar dudas pasadas y cuestionamientos generalizados. Hasta el punto que se reflotaron esas duras derrotas que le ocasionaron no poder obtener el Torneo Clausura que tan bien posicionado lo tenía y caer ante el Corinthians en la final de la Copa Libertadores.

 

Gracias al triunfo ante la “Academia”, ese duro momento pareció haber quedado atrás. Este alivio, que fue ganar un título, sirvió tanto al plantel como al cuerpo técnico. Ambos venían siendo muy cuestionados, al punto que mucho se habló de la posible ida de Julio César Falcioni.

 

En medio de este clima un poco más favorable, el plantel retomó los entrenamientos en Casa Amarilla. Luego de tener el día libre, todo se centra en el encuentro ante Tigre, el domingo desde las 20. Este cotejo tendrá como condimento extra, que será el primero que se jugará en la “Bombonera” luego de la salida de Juan Román Riquelme. Sensaciones encontradas porque por un lado se festejará la Copa recientemente obtenida y por el otro se hará sentir su ausencia.

 

Para confirmar un equipo, mucho tendrá que ver cómo se encuentran los jugadores tras la final. Uno de los más complicados sería Walter Ertivi, quien debió ser reemplazado en el complemento ante Racing por Juan Sánchez Miño por una molestia física. Si los demás se encuentran bien, no habría grandes dudas en el equipo que jugó ante la “Academia”, salvo el saber quién será el reemplazante de Santiago Silva, expulsado ante Quilmes.

Por otra parte, la noticia en Casa Amarilla también pasó por la primera presencia de Guillermo Burdisso, flamante incorporación, en los entrenamientos. El que no estuvo, fue Lautaro Acosta debido a un problema de papeleo. 

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK