EEUU y Francia jugarán una final inédita de básquet en los Juegos Olímpicos

Francia y Estados Unidos vencieron a Rusia y Australia este jueves y disputarán en Londres una final olímpica inédita en que las francesas tratarán de dar color dorado a su primera medalla y las estadounidenses llevarse la quinta de oro consecutiva.

La final tendrá lugar a las 21H00 (20H00 GMT) del sábado, igual que el partido por el bronce entre rusas y australianas (18H00 GMT).

Estados Unidos y Francia se han medido en siete ocasiones, todas con victoria de las norteamericanas salvo en un partido del Mundial de 1971.

En los partidos de semifinales, Francia superó a Rusia (81-64) y se clasificó por primera vez a una final olímpica, con un recital anotador de su pequeña base (1,67 m) Edwige Lawson-Wade, con 18 puntos.

La francesa Celine Dumerc, la mejor jugadora del torneo hasta ahora, anotó 11 puntos.

La salida de Rusia frustró una final contra Estados Unidos que hubiera sido especial para Becky Hammon. La armadora rusa, estadounidense nacionalizada recientemente, fue acusada de traidora en su país de origen y se hubiera encontrado en la tesitura de tratar de sacarle el oro.

"Podrías hacer una lista de las cosas que no hicimos. No jugamos muy bien. Me gustaría que el resultado fuera otro, pero así son las cosas en el baloncesto. Queríamos ganar el partido porque te garantiza una medalla, pero pelearemos como fieras por el bronce", dijo Hammon.

En el otro partido de semifinales, Estados Unidos se impuso a Australia (86-73). Las estadounidenses no pierden un partido olímpico desde las semifinales de Barcelona-92.

La máxima anotadora del partido fue la gigante (2,03 m) australiana Liz Cambage, con 19 puntos. En el lado estadounidense, Diana Taurasi y Tina Charles anotaron 14.

Ambos países habían jugado las finales de los últimos tres Juegos Olímpicos, siempre con derrota australiana, y en esta ocasión se encontraron un poco antes, aunque con el mismo resultado de siempre.

Australia nunca ganó a Estados Unidos pero en la primera mitad pareció que podía conseguirlo. Dos factores hicieron que Estados Unidos pareciera vulnerable: su mala puntería y la falta de centímetros para detener a las torres australianas.

Sólo Sylvia Fowles (1,96) podía sacar algo del combate cuerpo a cuerpo con Liz Cambage (2,03m), Lauren Jackson (1,95) y Suzy Batkovic (1,95).

Ante el dilema de tirar de lejos o tratar de sortear a las altas australianas y penetrar en la pintura, las estadounidenses optaron más por lo primero. Y no estuvieron acertadas, yéndose al descanso con sólo un triple en cinco intentos.

En cambio, las australianas atacaban con más soltura, en particular Liza Cambage, que hizo casi la mitad de los puntos de su equipo en el primer tiempo.

Australia llegó a mandar por siete puntos y llegó al descanso con un 47-43 favorable.

Las estadounidenses recuperaron el mando al principio del segundo tiempo con un parcial de 10 a 2 -dos triples de Diana Taurasi- que cambió el signo del partido.

Estados Unidos afinó el tiro, ganó en rapidez, presionó, se concentró en robar balones, contraatacó e incomodó todo lo que pudo a sus rivales, que de repente parecieron un más lentas y un poco menos grandes.

La mejora tuvo su efecto y Cambage no anotó un solo punto en la segunda mitad.

"Salieron luchando en la segunda mitad y aumentaron su defensa. Nosotras bajamos el rendimiento", dijo Cambage.

Lauren Jackson completó el partido con catorce puntos que aumentaron a 550 su marca como la mejor anotadora de la historia los Juegos. Jackson, de 31 años, participaba en sus cuartos Juegos Olímpicos.

"Podemos llevar la cabeza bien alta. Peleamos hasta el último minuto. Fue uno de esos partidos en que se recompusieron. Nosotras nos dejamos el alma. Ahora tenemos que estar unidas y tratar de ganar la medalla de bronce", dijo Jackson.

La rusa Natalya Zhedik (2a I) marca a la francesa Celine Dumerc (D) en una de las semifinales del torneo femenino de básquet de Londres-2012, el 9 de agosto. Francia y Estados Unidos vencieron a Rusia y Australia y disputarán en Londres una final olímpica inédita en que las francesas tratarán de dar color dorado a su primera medalla y las estadounidenses llevarse la quinta de oro consecutiva.

Cargando...