EEUU llega afilado y sus rivales en duda

LONDRES (AP) — El escenario se sigue armando para que Estados Unidos se luzca.

Con dos frescos triunfos ante rivales directos como España y Argentina, el "Dream Tem" aterriza en Londres reafirmando que es el gran candidato en el baloncesto de los Juegos Olímpicos.

El actual campeón olímpico y mundial apabulló el martes 100-78 a España y dos días antes 86-80 a Argentina, en ambos casos en Barcelona. Y aunque no fueron encuentros memorables, quedó en claro que el destino estadounidenses tiene enlace directo con el oro.

Estados Unidos puede jugar disminuido por lesiones de Dwyane Wade, Dwight Howard y Chris Bosh, pilares del oro en Beijing, pero entra el suplente Carmelo Anthony y encesta 23 de sus 27 puntos en la primera mitad, tal como ocurrió ante España.

Este equipo que lideran Kobe Bryant, LeBron James o Kevin Durant, depende quien se inspire más, anhela con revalidar el oro olímpico a dos décadas del nacimiento del "Dream Team" de Michael Jordan, Larry Bird y 'Magic' Johnson que se presentaron en sociedad en Barcelona 92.

Pese a su favoritismo, no obstante, Chris Paul dice que los estadounidenses no pueden confiarse. "Cada vez que salimos a la cancha, sabemos que seguramente tenemos el equipo más talentoso. Pero eseo no gana los partidos", manifestó.

Entre los que sueñan con la gran notoriedad figuran España, Argentina, Francia, Brasil y Lituania, entre otros.

España ya supo poner en aprietos a Estados Unidos por la medalla olímpica de oro hace cuatro años, en el que los estadounidenses triunfaron por 118-107 después de tener una ventaja de sólo cuatro puntos con menos de dos minutos y medio por jugar.

Para Argentina, Londres podría marcar la despedida de la Generación Dorada que de la mano de Manu Ginóbili buscará aumentar su prestigio.

Tras una medalla de oro en Atenas 2004 y otra de bronce en Beijing 2008, los Albicestes llegaron a Londres este miércoles procedentes de Barcelona y se entrenaron a puertas cerradas, al igual que entre otros lo hacía Brasil.

Por cuestiones de edad o personales, Londres podría ser la última presentación colectiva de la Generación Dorada, la más exitosa en la historia del baloncesto argentino y que entre sus logros más destacados no solo embolsó el oro y el bronce olímpico sino también el subcampeonato en el Mundial de Indianápolis 2002 y posteriormente un cuarto puesto en Japón 2006.

"Está claro que no llegamos tan fuertes como en Beijing en cuanto a físico. Cuatro años son mucho, pero ¿pero quién puede dejarnos afuera de los candidatos", dijo Ginóbili en Barcelona al diario Olé.

Francia, liderada por el compañero de Ginóbili, el base de los Spurs base Tony Parker, llega como subcampeona de Europa y con una base de jugadores de la NBA, excepto Joakim Noah debido a una lesión.

Brasil buscará dar el zarpazo y de paso afilar sus uñas para Río 2016, con un equipo liderado por Leandrinho Barbosa, al que acompañarán jugadores como los NBA Varejao, Splitter e Hilario.

Gran Bretaña, pese a ser anfitriona, no está en el grupo de los favoritos, pero podría asomar un poco la cabeza, sobre todo si logra ganarle en su último partido el jueves ante Argentina, a puertas cerradas en Londres, lo que le daría una inyección de ánimo.

El baloncesto empezará el domingo y la medalla de oro se dirimirá el 12 de agosto.

Cargando...