España y Brasil se juegan el honor en Londres

España y Brasil se juegan el honor en el partido de baloncesto que disputarán el lunes en los Juegos de Londres porque perder les podría servir más que ganar, en una jornada en la que Estados Unidos se reencuentra con su bestia negra, Argentina, tras sentirse mortal ante Lituania.

Rusia, España, Brasil, Australia, Estados Unidos, Francia y Argentina tienen plaza asignada en los cuartos de final, falta sólo definir en qué puestos de sus grupos quedan y, en consecuencia, con quien se enfrentan en cuartos.

Queda una última plaza en juego para la siguiente etapa, que será para Lituania, Túnez o Nigeria.

Como les ocurrió a las jugadoras de bádminton expulsadas de los Juegos por jugar para no ganar, el partido entre España y Brasil reunirá a dos equipos a los que perder podría depararles un futuro más fácil en la competición: evitar a Estados Unidos hasta la final.

"¡Pero cómo les voy a pedir luego que salgan a ganar un partido si un día les digo que salgan a perder!", respondió enojado el entrenador de Brasil, el argentino Rubén Magnano, cuando se le preguntó por el duelo con España.

España perdió ante Rusia en la última jornada, Brasil ganó a China y Estados Unidos a Lituania. Eso significa que ser terceros de su grupo, y no segundos, garantizaría a brasileños y españoles no cruzarse a Kobe Bryant antes de la final, siempre y cuando los estadounidenses queden primeros del grupo A.

El partido medirá a un equipo español muy desmejorado y a una pujante Brasil. El campeón de Europa y vigente subcampeón olímpico ganó por un sólo punto a Gran Bretaña, cenicienta del torneo, y en el siguiente partido perdió ante Rusia tras haber tenido 18 puntos de ventaja.

"Lo importante son las sensaciones, y hoy no fueron buenas. Si no has cogido ritmo y sensaciones ahora....", dijo el líder del equipo español, Pau Gasol, sin terminar la frase.

El duelo podría decidirse bajo los aros, el aspecto más fuerte de ambos equipos, donde coincidirán cinco jugadores de la NBA: los hermanos Gasol y los brasileños Thiago Splitter, Anderson Varejao y Nené Hilario.

En el otro partido estelar de la jornada, Argentina se mide a Estados Unidos, que el sábado sufrió por primera vez para vencer a Lituania (99-94).

Argentina es el único equipo en haber vencido en dos ocasiones a una selección estadounidense integrada por profesionales de la NBA, en el Mundial de Indianápolis 2002 y en los Juegos de Atenas-2004, donde acabó colgándose el oro.

Estados Unidos llega con una media de 115 puntos por partido pero Emanuel Ginóbili y sus compañeros perdieron sólo de seis ante Lebron James y Kobe Bryant en el partido de preparación que disputaron antes de los Juegos.

Argentina podría quedar primera de grupo si gana a Estados Unidos y Francia pierde ante Nigeria, pero Ginóbili avisó de que no irán a tumba abierta, teniendo en cuenta que de todos modos ya están clasificados a cuartos de final.

"Creo que si hay un partido en donde te sacan 15 ó 20 puntos en el primer tiempo por ahí ponés el freno de mano, y si lo tenés ahí ¿por qué no? Así que se verá como arranca el juego y también que decide el técnico, no soy yo el que decide".

En los otros partidos de la jornada, Gran Bretaña y China se miden en un duelo sim importancia porque ambos están eliminados. En cambio, Lituania tiene que ganar a Túnez para hacerse con la única plaza a cuartos de final no asignada todavía.

Australia, por su parte, tendría posibilidades de escalar una posición en la clasificación final del grupo A si gana ante Rusia.

El español Serge Ibaka frente al ruso Andrei Kirilenko (atrás) durante el partido que disputaron en los Juegos Olímpicos de Londres de 2012 el 4 de agosto de 2012.

Cargando...