Taylor añade el título olímpico al mundial en el triple salto

El estadounidense Christian Taylor, campeón hace un año en el triple salto en el Mundial de Daegu, se confirmó como el gran dominador de la prueba en la actualidad al conquistar también el título olímpico, este jueves en Londres, con una distancia de 17,81 metros.

A sus 22 años, sucede en el palmarés de la prueba al portugués Nelson Evora y firmó el mejor resultado de la actual temporada para superar en el podio a su compatriota Will Claye (17,62 metros, plata) y al italiano Fabrizio Donato (17,48 metros, bronce).

Taylor, que es además subcampeón mundial en sala, contaba ya con la mejor marca de la temporada, que era de 17,63 metros antes de Londres-2012.

"Es un gran momento, poder compartir esto con mi familia, con la de Estados Unidos y con la de Barbados, que están aquí. Tenía también como objetivo batir el récord del mundo de Jonathan Edwards (18,29)", explicó.

"He afrontado esta prueba como si fuera una reunión más, pero la energía de los 80.000 espectadores ha sido fenomenal", apuntó.

Clay, campeón mundial en pista cubierta y bronce en el Mundial-2011, conquistó su segunda medalla en estos Juegos Olímpicos, después del bronce que se colgó el sábado en el salto en largo.

"Hace cuatro años me puse a trabajar en serio en la pista y aquí estoy, en Londres. Esto es increíble. Me muero de ganas de volver a casa y celebrarlo. Luego tendré unas cuantas reuniones más antes del final de la temporada y volveré a mis estudios", explicó el joven, de apenas 21 años.

Donato, un veterano de 35 años, nunca había entrado en una final olímpica en las tres ediciones de los Juegos que había disputado anteriormente. En junio se había proclamado campeón de Europa, con un salto de 17,53 metros, lo que le convirtió en el tercer mejor resultado de la temporada.

"Finalmente he cumplido el sueño. Este resultado es estupendo porque tenía mucha presión", admitió, antes de ser preguntado por el escándalo que vive el atletismo de su país tras la revelación esta semana de que el marchista Alex Schwazer recurrió al dopaje.

"Eso es algo malo para nuestro deporte. Espero ahora que las páginas de los periódicos pasen a ocuparse con nosotros", dijo el primer medallista del atletismo italiano en estos Juegos.

El defensor del título, el portugués Nelson Evora, no participó en estos Juegos por una lesión.

El subcampeón de Pekín-2008, el británico Phillips Idowu, que fue además campeón mundial en Berlín-2009, había sido eliminado en las clasificaciones, incomodado por una lesión.

El único latinoamericano de la final, el cubano Alexis Copello, finalizó en octava posición, con 16,92 metros.

El estadounidense Christian Taylor, en un momento de la final de triple salto de los Juegos Olímpicos de Londres, que ganó este jueves con una marca de 17,81 metros.

Cargando...