Franceses acusan a británicos de juego sucio en Londres 2012

LONDRES (AP) — La tensión viene subiendo desde hace siete años o, si se quiere, desde la Edad Media por lo menos si nos remontamos a la historia.

Desde el mismo instante en que Londres fue elegida sede de los Juegos Olímpicos del 2012 en lugar de París los franceses tienen la sangre en el ojo por lo que ven como una derrota casi tan dolorosa como la de Napoleón en la batalla de Waterloo.

Ahora el malestar francés ha salido a la luz.

En diarios, la televisión y redes sociales se acusa a Gran Bretaña de ganar medallas de oro con trampa en el velódromo y de manipular los reglamentos en remo. Se dice que el público no apoya a los competidores de otros países y que los organizadores no aperciben a jueces que se muestran demasiado rígidos con los franceses.

El propio primer ministro británico David Cameron defendió a los ciclistas de pista, que hicieron una cosecha formidable de 14 medallas, luego de que comenzasen a circular rumores de que usaron estimulantes o modificaron ilegalmente sus bicicletas.

"Por supuesto que no hemos hecho trampa", afirmó Cameron en una entrevista ofrecida el miércoles al canal France 2. "Se realizan los controles antidopaje más severos de la historia y hay reglamentos muy estrictos sobre el equipo que se usa".

Los franceses todavía no habían digerido el golpe que representó la victoria de Bradley Wiggins en el último Tour de Francia --fue el primer británico en ganarlo--, que Wiggins y sus compañeros acapararon siete de las diez medallas de oro del ciclismo de pista, otrora dominado por Francia.

"Los franceses están enloquecidos", comentó Cameron a la radio de BBC. "Creo que les cuesta ver Union Jacks (banderas británicas) en los Campos Elíseos".

Isabelle Gautheron, directora del equipo olímpico de ciclismo francés, agitó el avispero al plantear que los éxitos británicos obedecen en parte al uso de "ruedas mágicas" y a su trabajo con el equipo McLaren de fórmula uno para producir bicicletas más rápidas.

"Esconden las ruedas mucho. Las que usan en las carreras las ponen en fundas", declaró Gautheron según el diario L'Equipe.

Posteriormente el campeón mundial francés Gregory Bauge --derrotado en la final de la prueba de velocidad por el local Jason Kenny-- pidió en la conferencia de prensa posterior a la carrera que su rival divulgue cuáles son los secretos de tanto éxito británico.

La agitación aumentó cuando el británico Philip Hindes dijo que se había tirado a propósito durante las preliminares de la velocidad por equipos para anular una mala largada. Hindes no fue castigado y los británicos terminaron ganando el oro.

La animosidad no se limita al ciclismo.

Los técnicos de remo franceses se quejaron de que a la pareja británica de Zac Purchase y Mark Hunter se le permitió volver a largar en la final del doble liviano porque un asiento se había soltado. Los franceses dijeron que el percance ocurrió luego de 100 metros y que no correspondía largar de nuevo.

Guy Drut, campeón olímpico de los 110 metros con vallas en 1976 y quien sirve en una comisión del Comité Olímpico Internacional, ha dicho que el público británico alienta ruidosamente a sus atletas y no premia los esfuerzos de los demás.

En Twitter abundan los comentarios jocosos sobre los británicos.

"Durante el maratón, si un inglés se cansa, le permiten terminar la carrera en un taxi", dijo Benoit Martínez. Fanny Roux-Fouillet escribió que "si los británicos pierden en las competencias de velas, descalifican al viento".

___

En este despacho colaboraron los reporteros de AP Greg Keller, Jerome Pugmire (ambos desde París), John Leicester y Raissa Ioussouf (Londres).

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK