Ganó tiempo: aún falta para saber para qué está el nuevo Racing

Aunque los carcoman la ansiedad y la intriga, los hinchas de Racing deberán esperar un poco para tener una idea más aproximada de para qué está el equipo. La recomendación sería evitar los extremismos. No entregarse a un pesimismo que en la Academia suele ser crónico, al que basta un empate con dos penales atajados y una final perdida para activarlo, ni entusiasmarse demasiado por el triunfo frente a Argentinos. Racing está intentando armarse, construir algo nuevo, como tantas otras veces en las últimas temporadas. Imposible trazar diagnósticos certeros cuando se está saliendo de un proceso en el que este año se fueron 17 futbolistas y llegaron 9.

Fernando Ortiz llegó para ser la voz de mando y el director de una defensa bastante renovada. No estaba en los planes inmediatos que se convirtiera en el goleador. Como ante Rafaela, ayer se creó un espacio en medio de los tumultos que se producen en un córner para conectar un cabezazo limpio y colocarlo cerca de los palos, inatajable. Sabia, que se le colgaba del cuello en cada centro, increíblemente le perdió el rastro. Y al igual que el sábado anterior en Avellaneda, Villar por ahora es más importante en la ejecución de la pelota detenida que en el juego asociado. Se diluye un poco recostado sobre la derecha, pasa mucho tiempo sin participar. La zona en la que podría tener más influencia es de Camoranesi, que todavía no encarna al volante del pase clarificador que pretende Zubeldía. En realidad, al campeón del mundo con Italia en 2006 nunca le sobró sensibilidad en el pie, y encima ahora ya no tiene ese ida y vuelta insoportable para los rivales.

Racing consiguió una victoria necesaria en una cancha que no le era muy favorable: en los 9 partidos anteriores en el estadio Diego Maradona sólo había ganado una vez (1-0 en 2008) y sufrido 8 derrotas. Sin nada del otro mundo, aprovechó la oportunidad que le dio este Argentinos que tiene mala pinta, al que le sobra mediocridad y más de algún error de elección en el armado del plantel en el mercado de pases.

La mayoría de los refuerzos despiertan más incertidumbre que confianza. Y hay pibes (Nagüel, Laba, Ramírez) que necesitan mejor acompañamiento para crecer. Difícil imaginar una mejora sustancial en el rendimiento de Argentinos con el material que tiene. Además, es un Argentinos demasiado endeble para reponerse al fuerte golpe anímico y futbolístico que representó la fatal lesión de José Fernández. En un primer tiempo muy chato, sin situaciones de gol, el peruano era de lo mejorcito por su capacidad para buscar los espacios, armar jugadas e ir a buscar al área las descargas. Manejó los pocos conceptos futbolísticos criteriosos que hubo en esos primeros 45 minutos. En uno de esos movimientos, tras recuperar una pelota en tres cuartos de campo e ir a buscar la asistencia al área, Fernández se rompió la tibia y el peroné izquierdos al esforzarse para alcanzar la pelota. La imagen de la pierna dislocada causaba escalofrío. Se acababa la primera etapa y los jugadores de Argentinos se retiraron casi al mismo tiempo que la camilla que trasladaba al delantero. El ambiente del vestuario se cargó de tristeza y consternación. La cabeza se va para otro lado y desatiende las exigencias de un partido. Algo de eso le pasó a Argentinos en el comienzo del segundo período, cuando cometió desatenciones que al minuto le costaron el gol de cabeza de Ortiz. Igual, no habría que buscar todas las justificaciones por el lado mental. Argentinos venía de recibir dos goles de cabeza de otro zaguero (Domínguez) en la fecha anterior.

La ventaja le dio tranquilidad a Racing y le permitió especular con la impotencia de Argentinos, que ya tenía en la cancha a Marcos Figueroa, goleador histórico en las inferiores de Rosario Central y en la campaña del ascenso de Central Córdoba. Ayer ni se lo vio, poco abastecido por los volantes. Cuando Astrada puso a un volante con buen manejo (Hernández) y dejó una línea de tres defensores, Zubeldía le respondió con el ingreso de Zuculini para tapar al tucumano.

Ortiz ya no sólo era la figura por el tanto, sino también por su ubicación para rechazar los desvaídos intentos locales. El partido se puso tan de cara para Racing que hasta Sand pudo redimirse en las últimas dos jugadas de una actuación que volvía a ser decepcionante. Con un buen control y pausa en un costado habilitó al electrizante Centurión, el gran hallazgo de Zubeldía hasta ahora, que en posición de delantero definió con un remate bajo. Mientras busca un rumbo, a Racing no le viene nada mal una semana de alivio antes del clásico con Independiente.

el peruano sufrió una fractura

Fernández, seis meses fuera de las canchas

El primer golpe de la tarde fue anterior a los dos goles que le dieron la victoria a Racing: Argentinos lo sufrió en la lesión de José Carlos Fernández. El peruano, llegado de Alianza Lima, es uno de los diez refuerzos del conjunto de La Paternal para este comienzo de temporada. A los 43 minutos de la etapa inicial, Fernández cayó en el área de la Academia y su tobillo izquierdo quedó desacomodado respecto de la pierna por una fuerte torsión. El diagnóstico fue luxofractura de tobillo y fractura de tibia, lo cual le demandará una recuperación cercana los seis meses. Fue trasladado inmediatamente a la Clínica Olivos, donde será intervenido quirúrgicamente. Fernández escribió en su cuenta de Twitter( @fernandezjosec ): "En la clinica, agradecido con todos x la muestra de cariños! Es la voluntad de Dios y no hay q entenderla hay q aceptarla! Algo mejor vendrá".

Leonardo Astrada se trasladó al centro asistencial para acompañar a Fernández. "No pudimos reaccionar de la lesión de José. Si bien no es excusa para la derrota, fue un golpe duro. Volvimos a cometer distracciones en las jugadas con la pelota detenida. Hay que levantarse para enfrentar el jueves a Tigre por la Copa Sudamericana", dijo el DT de Argentinos.

ignacio piatti, la última debilidad de zubeldía

Para el DT de Racing, sumar al ex volante de Lecce sería la frutilla del postre. Ayer, volvió a solicitárselo a los dirigentes de Racing. "Entre martes y miércoles podríamos cerrarlo", confió un dirigente a La Nacion. San Lorenzo, River e Independiente también lo pretenden.

el clásico de avellaneda, el sábado, a las 12, a las 14...

El partido entre Racing e Independiente, por la tercera fecha del Inicial, se jugará el próximo sábado, en el Cilindro. Por cuestiones de seguridad, el horario sería desde las 14. Aunque también se evalúa llevarlo a las 12, una opción que no seduce a ninguno de los clubes.

villar y la confianza de sumar los tres puntos

El ex volante de Godoy Cruz reconoció que "es clave haber ganado ante Argentinos, así podemos trabajar con mayor tranquilidad para el clásico. Este triunfo nos sirvió para sacarnos un poco la espina que nos quedó por la derrota en la final de la Copa Argentina".

se cortaron dos series de signo opuesto

Argentinos llevaba tres triunfos consecutivos como local. Justamente uno de ellos había sido ante Racing (2-1), por la 14a fecha del Clausura 2012. La Academia interrumpió una racha de seis cotejos sin victorias (cuatro por el Clausura e Inicial y dos por la Copa Argentina).

extrañan a peñalba, que sigue con la recuperación

El volante de Argentinos Gabriel Peñalba continúa con la recuperación por el síndrome de Guillain-Barré, que sufrió a mediados de marzo. La enfermedad ataca el sistema nervioso y debilita los músculos. Ya realiza trabajos de campo y con la pelota.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK