Hugo Ayala, rechazado por Morelia, rescatado por Romano

  • El defensa felino ganó el Balón de Oro al Mejor Defensa Central del Apertura 2011
Morelia lo cortó de sus fuerzas básicas y tras la desilusión, Atlas le abrió las puertas y Rubén Omar Romano lo debutó en el Apertura 2006; hoy, el defensa de Tigres, Hugo Ayala, se mide al equipo que lo rechazó, pero dirigido precisamente por el técnico que le dio su gran oportunidad.

A sus 13 años, Ayala buscó cumplir el sueño que muchos niños de su edad tenían, el ser jugadores profesionales de futbol.

Ayala llegó a probarse a las fuerzas básicas de Morelia, puesto que siendo su lugar de origen, fue el primer sitio donde puso todas sus ilusiones.

Durante casi dos años, aquel niño que se había convertido en un adolescente, veía con gran esperanza el día que lo llamaran del primer equipo de Monarcas, pero de pronto, algo inesperado cortó sus alas.

“Fui a probarme a las fuerzas básicas del Morelia, estuve ahí durante año y medio, dos años más o menos, no se dieron las cosas como yo esperaba, me dieron de baja de la institución y a seguirle buscando”, recordó el zaguero felino a Medio Tiempo.

"Fui a probarme a las fuerzas básicas del Morelia, estuve ahí durante año y medio, no se dieron las cosas como yo esperaba, me dieron de baja de la institución y a seguirle buscando"
Ayala reconoce que no se le dieron las cosas en la cancha, lo cual pudo ser el factor por el que lo cortaron; sin embargo, en ese momento Hugo no pensó en nada, se fue a la baja en lo anímico, al grado de no querer jugar ya nunca más.

“Después de eso dejé de jugar un buen rato por el desánimo que había por no pertenecer ya a una institución, mi sueño ahí lo sentí truncado y no veía más allá de Morelia, yo no estaba acostumbrado a salir”, dijo.

Fue gracias a un tío de Hugo, que después de medio año de estar sufriendo y decidido a abandonar el futbol, que pudo volver a retomar sus ilusiones, puesto que le consiguieron la oportunidad de probarse con el Atlas de Guadalajara.

Ayala tomó el nuevo reto, a pesar de que esto significaba alejarse de los suyos, su familia, amigos y demás allegados en Morelia.

“A través de mis papás, de un tío, fue que se buscó la oportunidad de seguir jugando y fue cuando surgió la oportunidad en Atlas… deje a un lado familia, amigos, todo por ir en busca de mi sueño”.

Pasó el tiempo y fue hasta la edad de 20 años, que con Romano en el timón de los Zorros, Hugo recibió su gran oportunidad, entró el 28 de octubre del 2006 en un duelo contra Chivas en el Estadio Jalisco; de ahí en adelante, Ayala se ganó el ser titular en el futbol mexicano.

“Cuando me tocó debutar con Atlas es donde ves reflejado todo el sacrificio que se hizo… el trago amargo que me ocurrió te sirve bastante, a lo mejor en el momento no lo tomas así, lo ves como una desilusión, pero viéndolo por otro lado, te hace más fuerte, si esto es lo que quieres, luchas por conseguirlo”, subrayó.

Ahora, Ayala vive un gran momento en Tigres, a sus 25 años es titular indiscutible; es jugador de Selección Mexicana y su nombre ya suena en el futbol europeo como prospecto.

“Mi sueño es jugar en el futbol europeo, ojalá pronto me pueda ir, que se dé esa oportunidad con la mejor disposición, irme a entregar para hacer lo mejor… hasta ahorita todo ha sido rumor, cuando haya una oferta formal ya uno se enfocará más, por lo pronto hay que ganarse la oportunidad con buenas actuaciones en el equipo y la Selección”, señaló.

Hugo Ayala vive hoy su torneo 13 en Primera División, con 174 partidos jugados, 165 de estos como titular, 159 completos, acumulando así 14 mil 957 minutos; y aunque es central, tiene cinco goles en su cuenta; se caracteriza por ser un defensa limpio, tiene en toda su carrera 29 amarillas y ninguna expulsión.
Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK