El jugador más sucio del fútbol americano

El tackle defensivo Ndamukong Suh, de Detroit Pistons, enfrenta a los Minnesota Vikings este domingo después de recibir un galardón que difícilmente lo pueda enorgullecer: el jugador más sucio de la liga estadounidense de fútbol (NFL).

 

Suh, de 25 años, obtiene el negativo reconocimiento por segundo año consecutivo, aunque en los ocho partidos de la actual contienda sólo ha sido penalizado en una ocasión. En el sondeo, efectuado por la revista deportiva Sporting News entre 103 jugadores de la liga, Suh recibió 32 votos. Después se ubicaron Richie Incognito(19/Miami Dolphins), Cortland Finnegan (14/St. Louis Rams) y James Harrison(6/Pittsburgh Steelers).

 

"Sus golpes a los quarterbacks en muchas ocasiones son legales, aunque algunos afirman que están por encima del límite", dijo un jugador en forma anónima, según la publicación. La mala fama de Suh se expresó también entre los fanáticos, quienes a principios de año lo eligieron como el "menos querido" en la NFL, de acuerdo con un sondeo de la compañía Nielsen y E-Poll Market Research.

 

A comienzos del torneo, Suh fue suspendido por dos partidos sin paga por pisar el brazo derecho de Evan Dietrich-Smith, de Green Bay Packers, el Día de Acción de Gracias, lo que le significó una pérdida de salario de 165.000 dólares. Unos días después, Suh se vio involucrado en un accidente de tránsito en Portland mientras cumplía la suspensión deportiva.

 

De acuerdo con un informe policial, Suh perdió el control del vehículo e impactó un árbol, después un farol del alumbrado eléctrico y por último una fuente, en el centro de Portland, pero ni él ni sus dos acompañantes sufrieron lesiones.

 

Suh recibió innumerables elogios durante su época estudiantil con la Universidad de Nebraska y también después de ser adquirido por los Pistons en segundo lugar del "draft" de 2010 en la NFL.

 

 

"Es el tackle más dominante que he visto en 32 años", dijo el analista de ESPN.com Mel Kiper Jr. Pero al igual que ha sobresalido por su rudeza innecesaria sobre los quarterbacks y ha sido multado en varias ocasiones, Suh también ha tenido gestos de generosidad en su carrera.

 

El 17 de abril de 2010, cuatro meses antes de firmar un contrato por cinco años y 60 millones de dólares con los Lions, Suh donó 2,6 millones de dólares a la Universidad de Nebraska.

 

Dos millones de ellos, dirigidos a fortalecer el programa de acondicionamiento atlético del centro estudiantil y el resto, para crear una beca escolar en el área de Ingeniería, en la que se graduó en 2009. Su aporte es la mayor contribución caritativa hecha por algún jugador entre los que ya están retirados de la NFL.

 

 

 

En tres temporadas con los Lions, Suh acumula 115 tackles en 36 partidos. En 2012 suma 13 tackles en ocho desafíos con los Lions (4-4), ocupantes del cuarto lugar en la División Norte de la Conferencia Nacional.

 

 

Cargando...