Larga lesión motiva a Torrado a volver a la cancha a jugar

México, 5 Jul. (Notimex).- El largo tiempo que lleva Gerardo Torrado sin poder jugar, le motiva ahora a sentirse como un niño en su regreso a los entrenamientos y espera estar listo para el arranque del Apertura 2012, aunque no quiere acelerar este proceso, para no recaer.

El mediocampista, quien ha sido seleccionado en diferentes equipos y en diversas competencias, señaló que le ilusiona poder volver a jugar con la selección y tiene en mente el anhelo de jugar la Copa Confederaciones, torneo al cual el Tri calificó al ser campeón de la Copa Oro 2011 y del cual fue pieza clave.

"Nunca había atravesado por está situación y sí hubo momentos en los que estuve muy desesperado de no saber que es lo que tenía y no saber que es lo que me afectaba, pero creo fue parte del camino de aprendizaje que uno debe tener".

Tras ser operado el 5 de diciembre pasado, el volante de Cruz Azul, jugó 20 minutos ante Atlante y otros 20 contra Jaguares, durante el torneo Clausura 2012, pero de ahí no pudo volver a jugar con la Máquina en el torneo de Liga, ni tampoco en la Copa Libertadores de América. "Ahora ya anhelo volver a las canchas".

"Quiere competir, competir siempre ha sido mi arma principal, ser un jugador competitivo, no dar un balón por perdido, tengo ilusiones muy grandes. Ahora disfruto mucho más cada entrenamiento, cada golpe de balón, le pongo mucho más énfasis a todas las cosas, me tocó estar mucho tiempo fuera del campo y ahora lo estoy disfrutando como niño chiquito".

El capitán de la Máquina dijo que quiere disfrutar cada encuentro donde le toque participar y tiene dos ilusiones que espera cumplir, darle a Cruz Azul el anhelado título y jugar con México la Copa Confederaciones de Brasil 2013.

"Entre mis ilusiones está el ser campeón con Cruz Azul, se armó un gran conjunto y también tengo la mirada puesta en la Selección. Yo creo que mi funcionamiento y mi rendimiento me darán el seguir siendo tomado en cuenta para la Copa Confederaciones, que aunque queda todavía un año".

La lesión en los isquiotibiales se debió a la continúa participación de Torrado entre los clubes, particularmente Cruz Azul y la Selección para jugar Copa Oro, Copa América y partidos amistosos sin tener vacaciones, lo que acarreó el excesos de carga muscular.

"No me arrepiento, quizás sí me pasó factura por el hecho de siempre querer estar, aunque tengas una molestia te las aguantas, por querer estar siempre ayudando y aparecer, pero esto ya está. Es parte también de mi esencia y ahora tengo que aprender de todo esto para que no vuelva a suceder".

Torrado ya reapareció en un partido en forma el sábado anterior, en el choque por el tercer lugar de la Copa Esmeralda, jugada en León, donde la Máquina enfrentó al Pachuca, donde el técnico Guillermo Vázquez lo mandó al campo los últimos 20 minutos del encuentro, algo que agradó al mediocampista de contención.

"Todo se dio para que pudiera jugar, el rival estaba con 10 hombres y ya estaba avanzado el partido, cuando me tocó entrar y afortunadamente me sentí muy bien. Sé que me va a costar un poco el regresar a mi ritmo habitual, porqué estuve mucho tiempo parado, pero esto con paciencia y mucho trabajo se consigue otra vez".

"Nunca me pasó por la mente tener que retirarme por la lesión, si bien es cierto esto no me había pasado (una lesión tan larga), pero yo estaba convencido que con la rehabilitación iba a regresar a entrenar con mis compañeros", mencionó.

NTX/RTL/GAG/GED

Cargando...