Maglio: "No sé por qué no me quiere Javier Cantero, yo soy hincha sólo de los árbitros"

El sorteo que se desarrolló en las instalaciones de la Asociación del Fútbol Argentino determinó que Carlos Maglio, el árbitro de discutido desempeño en River-Boca Unidos el último domingo, tendría la tarea de impartir justicia en el apasionante clásico que animarán Independiente y San Lorenzo en Avellaneda por la jornada 18 del Torneo Clausura. Esto causó malestar en el "Rojo", principalmente con Javier Cantero, quien no quería que esto sucediera.En diálogo con De Una Otro Buen Momento, programa que se emite por Radio La Red, el juez de la discordia emitió sus sensaciones y comentó que "no dirigí a Independiente en todo el campeonato y no lo conozco a Cantero, no sé por qué no me quiere, habría que preguntarle a él. Será un gusto conocerlo y lo voy a felicitar por su pelea contra la Barra, pero no sé por qué me quieren bochar".Claro está, los números marcan que los de Boedo tienen una relación favorable con el "Gigante" y éste afirmó que "en algún momento fui hincha de un club porque me gusta el fútbol, pero hoy soy hincha de los árbitros. Es el cuarto Independiente-San Lorenzo que voy a jugar, ganó uno cada uno y el otro fue empate. La última vez ganó Independiente y también inventaron que mis hijos eran hinchas".A su vez, mientras contaba que "también dijeron que mis hijos jugaban al básquet en Lanús y por eso lo favorecía", el referí agregó que "ayer vieron el sorteo y no hubo nada raro, llevo 25 años en AFA y si alguien tiene algún problema lo arreglamos, lo hablamos. No soy ni guapo ni malo ni nada".Consultado por supuestas "ayudas" al equipo de Ricardo Caruso Lombardi, recordó que solamente lo arbitró en un partido (fue triunfo 2-1 ante Belgrano) en este campeonato y amplió diciendo que "no dirigí a Olimpo ni Banfield ni Tigre, sólo lo hice con Unión en la cancha de Racing y terminó ganando 3 a 0. Y todos estos eran rivales de San Lorenzo..."Un poco más sereno en sus declaraciones, expresó que "el domingo es un partido muy importante, de los más destacados de mi carrera, junto con el ascenso de Huracán en la Promoción, allá en Mendoza", acercándose a un encuentro que le sirvió para despegarse del club "azulgrana" por la rivalidad entre "cuervos" y "quemeros".Y cerró sosteniendo que "yo no sé lo que hacen los dirigentes, si me piden o no, no me interesa porque es cosa de ellos. Trato de equivocarme lo menos posible y me molesta que se hablen cosas porque después soy yo el que entra a la cancha. Sólo deseo tener un buen encuentro y que mis hijos lo puedan ver tranquilo". 

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK