Menezes y Ramzy coinciden en que Brasil terminó desdibujado ante Egipto

Brasil terminó desdibujado su partido con Egipto, al que venció 3-2 por el grupo C del fútbol olímpico, luego de estar en cómoda ventaja de tres goles, coincidieron el jueves el entrenador brasileño, Mano Menezes, y el egipcio, Hany Ramzy.

Autocrítico y sereno pero con gesto adusto, Menezes dijo que "vimos defectos tácticos que vamos a analizar con calma para no repetirlos".

Momentos antes, en la sala de conferencias del estadio Millenium de la capital galesa Cardiff, Ramzy dijo que lo notó "al equipo brasileño muy pesado y lento al final del encuentro".

Fue durante esa segunda etapa, transformada casi en una pesadilla para Brasil, cuando los asiáticos se lanzaron a buscar un empate que parecía una utopía en la primera parte.

Lo primero que había expresado Menezes al abrir la conferencia fue que "lo más importante ha sido conseguir una victoria en el estreno".

Pero enseguida retomó su impresión de que hubo dos caras de la moneda en Brasil, al afirmar que "hubo una muy buena actuación en la primera parte aunque en el segundo tiempo no conseguimos el mismo objetivo".

Brasil, que está en procura de su primera medalla de oro olímpica, quedó como líder de la llave con tres puntos, al igual que Bielorrusia que tiene menos goles a favor luego de derrotar a Nueva Zelanda 1-0.

Ramzy dijo que "Brasil se sintió satisfecho con el 3-0 del primer tiempo", pero la escuadra agipcia "lucha y juega hasta el final".

"El balance es muy positivo para mi equipo", afirmó el seleccionador.

Oscar, figura rutilante en la primera parte, había guiado a la vanguardia para las anotaciones de Rafael (16), Leandro Damiao (25) y Neymar (30).

Pero a la 'canarinha' se le acabó el combustibles, bajó el ritmo y se confió demasiado en la segunda parte cuando los egipcios descontaron con anotación de su capitán, Mohamed Aboutrika (51), y de Mohamed Salah (76).

En la zona mixta, al retirarse del estadio, el defensa lateral Marcelo, del Real Madrid español, admitió que "tenemos que respetar a todos los equipos", como le sucedió a Brasil, pero también a Uruguay, que ganó penando a Emiratos Arabes 2-1 y a España, que cayó sorpresivamente con Japón 1-0.

"Necesitamos mejorar, pero siempre es mejor prepararse para el próximo partido con un triunfo", dijo Neymar.

El delantero del Santos, favorito en los análisis previos a convertirse en la estrella de los Juegos, tuvo una actuación irregular, con un gol de cabeza por centro de Hulk, algunos chispazos de su talento en velocidad.

Pero súbitamente entraba en un pozo, casi desaparecido de las acciones, sin pesar, ni mostrar toda su capacidad técnica.

Ramzy criticó en la rueda "el individualismo" de Neymar, pero el delantero se defendió con el argumento de que "siempre" juega "para el equipo". "No soy individualista", replicó.

Pero sin nombrar a ningún jugador, como es su costumbre, que puso en claro durante la conferencia, Menezes dijo que "exageramos las jugadas individuales".

"No hubo un problema en la defensa. Cuando hay un problema es todo el equipo no la defensa o el ataque", reflexionó el conductor de la Seleçao.

Director técnico de Brasil Mano Menezes en conferencia de prensa luego de la victoria 3 a 2 ante Egipto en el debut ante Egipto el 26 de julio de 2012 en el Millennium Stadium de Cardiff, Gales.

Cargando...