Barcelona empezó la Liga con su costumbre: goleó con Messi como gran figura

El cambio más importante en los últimos tiempos se produjo hace algunos meses en Barcelona con la partida de Josep Guardiola del club. Ya estaba estipulado desde hacía meses atrás que uno de los entrenadores más ganadores de la historia del fútbol, dejaría su cargo para abrirle paso a “Tito” Vilanova, su ayudante hasta ese entonces. Desgastado por la cantidad de competiciones y la hora que demanda ser la cabeza del mejor equipo del mundo –si no de todos los tiempos-, se marchó en busca de tranquilidad. Y con Vilanova no cambió nada, absolutamente nada. Con su tradicional juego vistoso y contundente, el equipo "culé" goleó 5-1 a la Real Sociedad. Y para esto, como siempre fue fundamental Lionel Messi, quien convirtió dos goles. A su vez, Javier Mascherano también fue titular. Barcelona comenzó ganando el partido a través de Puyol. Sin embargo, luego vino el empate del visitante, que tuvo una alegría efímera, ya que Lio, al minuto, puso el 2-1.Luego, llegó el "festival". Otra vez Messi, Pedro y Villa pusieron cifras definitivas a un partido sin equivalencias. Y en la conquista de éste último se dio la nota emotiva de la jornada. ¿Por qué? Porque el delantero volvió luego de la fractura de tibia y peroné que sufrió en diciembre del año pasado.Así, y aunque tenga otro entrenador, el Barcelona comenzó la Liga como si no hubiera terminado la anterior. ¿Los motivos? Los de siempre: ganó, gustó, goleó y tuvo en Messi a su figura y goleador.

Cargando...