Una multitud recibe a crismanich en su corrientes natal

Corrientes, 22 de agosto. (Télam).- Sebastián Crismanich, taekwondista ganador de la medalla de oro en los recientes Juegos Olímpicos de Londres, fue recibido hoy en la capital correntina por una multitud con muestras de afecto y banderas argentinas, a la vez que fue aplaudido y vivado a su paso a bordo de un autobomba que encabezaba una extensa caravana.

“Estoy muy contento de llegar a mi provincia y sorprendido por este recibimiento”, indicó en un breve intercambio con la prensa a los pocos minutos de pisar suelo correntino y reiteró que “es un privilegio para mí haber ganado la medalla de oro”.

A media mañana, el campeón olímpico llegó al aeropuerto `Piragine Niveyro` junto a toda su familia, a bordo de un avión de la provincia y fue recibido por el intendente de la ciudad de Corrientes y cuádruple medallista olímpico, Carlos Mauricio `Camau` Espínola (PJ).

Espínola, al referirse a Crismanich, apuntó que “es un ejemplo de sacrificio y trabajo”, y agregó que “lo recibimos como se merece un verdadero campeón”.

“Sebastián es un ejemplo a seguir, demuestra a los demás jóvenes lo que vale el trabajo y el esfuerzo. Nos muestra que con sacrificio se logra mucho”, afirmó el jefe comunal kirchnerista.

Tras arribar a su ciudad natal, el deportista recorrió avenidas y el microcentro correntino en un coche de bomberos, escoltado por una veintena de vehículos de la Dirección de Tránsito Municipal y de Seguridad Vial de la Nación, y una gran caravana de autos, motos y bicicletas que lo acompañaron durante todo el recorrido.

A su paso, la gente le gritaba: “grande Seba”, “orgullo correntino” y “gracias”, entre otras tantas expresiones de adhesión, a las que también se sumaron niños de jardín de infantes, escolares, estudiantes secundarios y universitarios, quienes se agolparon en los cordones de calles y avenidas.

En la casa de Gobierno provincial, Crismanich fue recibido por el gobernador Ricardo Colombi (UCR), y participó junto a sus padres, Paula y Daniel, y sus hermanos, Mauro y Nadia, de un acto en el Salón Amarillo, donde se leyó el decreto que lo declara “ciudadano distinguido” por su “trayectoria deportiva y la medalla de oro obtenida en los Juegos Olímpicos 2012”.

Colombi lo felicitó “por el esfuerzo y el logro alcanzado, de una persona que representa a la juventud de un país”.

“Su modelo de vida y su conducta puede proyectarse a muchos jóvenes”, señaló el gobernador y le dió las gracias “en nombre de todos los correntinos” .

Más tarde, en la conferencia de prensa, Crismanich volvió a destacar el apoyo del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), al que calificó de “fundamental”.

“El apoyo económico del ENARD es importantísimo para el fogueo internacional, es lo que nos permite competir y enfrentar a campeones mundiales y olímpicos. Es lo que nos permite mejorar día a día”, afirmó el taekowndista correntino.

En este sentido, subrayó que “realmente ahora se puede hablar de un futuro deportivo en la Argentina”.

Habló -además- del honor de llevar la bandera argentina en el cierre de los Juegos Olímpicos y reiteró su agradecimiento al basquetbolista Luis Scola, que le cedió el lugar. “Fue una emoción muy grande para mí, y se lo agradecí mucho”, remarcó.

“Cuando iba en el autobomba, le dije a mi hermano: me siento el presidente de la Nación. Y bueno

…

también hay que pensar de qué vamos a seguir viviendo”, bromeó el medallista olímpico.

Consultado sobre sus inicios, recordó que “cuando tenía 10 años, vi el recibimiento que le hicieron a “Camau” (Espínola) y dije “yo quiero ser medallista olímpico”.

“Su ejemplo me convenció, fue mi inspiración para que yo compita en un juego olímpico”, afirmó sobre el cuádruple medallista olímpico, ahora intendente de la capital correntina.

Respecto de la repercusión que tuvo su triunfo en Londres, mencionó que se enteró “que en otros países de Latinoamérica también están festejando. Esto es más de lo que me imaginé, es sorprendente. Siento que abrí la frontera más allá de mi país y eso es un reconocimiento para Argentina”, señaló.

Sobre su futuro, Sebastián, acompañado de su hermano Mauro, campeón mundial de taekwondo, mencionó como sus próximos desafíos deportivos el mundial de México 2013 y los Juegos Olímpicos de Río 2016.

“Mirando mi carrera deportiva, sé que tengo mucho para aspirar y voy a dejar todo mi esfuerzo, día a día”, dijo.

Finalmente, como objetivo más cercano a cumplir, afirmó que lo que quiere es “estar en la playa de la costanera correntina, tomando mate con mis amigos y mi familia”, y, más adelante, “trabajar en lo que pueda para levantar al deporte”. (Télam).-

pa-ff-gel 22/08/2012 18:19

Cargando...