Nadal ya no resiste parches

En esas ondulaciones de su carrera, entre triunfos épicos y contrariedades físicas, a Rafael Nadal, de 26 años, hoy le toca estar en la parte baja de la curva. Otra lesión movió la aguja hacia el lado de la inquietud y cubrió con un toque de misterio la actualidad del tenista español, que anunció que no jugará el US Open. Fue su tío y entrenador, Toni, el que habló de plazos prudenciales en su recuperación y el que dio algunas certezas en medio del hermetismo sobre la tendinitis que aqueja a su sobrino.

"Haremos un tratamiento más conservador para evitar una operación. No hay prisa en volver. No lo hará hasta no estar al ciento por ciento. La recuperación de la rodilla debe ser como Dios manda, sin parches como hasta ahora. Intentaremos llegar a la Davis -a mediados de septiembre-, pero si no está bien, tampoco la jugará. Rafael ha pasado por duros y malos momentos, pero pienso que éste es el peor de todos", aseguró ayer Toni, en una entrevista con Cadena Ser.

Tras la imprevista derrota en la segunda rueda de Wimbledon y las bajas en los Juegos Olímpicos de Londres -iba a ser el abanderado español- y los Masters 1000 de Toronto y Cincinnati, Rafa anunció la decisión en su cuenta de Facebook: "Lamentándolo mucho, tengo que anunciar que aún no me encuentro en condiciones de competir teniendo que renunciar a jugar el Open de los Estados Unidos [...] Tengo que seguir mi recuperación para estar en condiciones de competir con garantías".

El cuerpo le avisó el 28 de junio pasado, ya no se sintió bien en la sorpresiva derrota en el All England contra el checo Lukas Rosol. El intenso dolor en el tendón rotuliano izquierdo por ahora lo sacó de la actividad. Se tejieron especulaciones en España, en particular, y alrededor del mundo. Con cuentagotas trascendió que, junto con su médico, Ángel Ruiz Cotorro, y la Federación Española, decidió suspender la actividad y apegarse a un tratamiento con "células de crecimiento" y ejercicios en gimnasio y piscina. Así las cosas, el tendón aún no tuvo la cicatrización esperada para el alto rendimiento. Y mucho más para la exigencia física que precisa el tenis de Nadal, agresivo, de mucha movilidad, potente y de alto impacto en cada tiro.

Esta deserción llevó la mente inmediatamente a 2009, acaso la peor temporada en cuanto a las lesiones. Nadal, que ostenta 11 títulos de Grand Slam, con fuertes dolores como consecuencia de una tendinitis, perdió ese año en Roland Garros y, directamente, no participó en Wimbledon. La recuperación le llevó cerca de dos meses y medio, pero en el Abierto de los Estados Unidos sufrió una microrrotura de fibras en los abdominales. Tanto le costó que hasta hubo versiones de un prematuro retiro.

El cuerpo aún le dice que no a Nadal. En escalas diferentes, claro, todavía se recuerdan aquellos calambres que lo obligaron a tirarse al piso en plena conferencia de prensa tras una victoria ante David Nalbandian justo en el... US Open de 2011, en el que defendió el título de 2010 y en el que perdió la final con Djokovic. Hoy los medios españoles hablan del hermetismo y de la incertidumbre sobre la fecha del regreso. Eso sí: como mínimo, llegará a los 78 días de inactividad.

La baja pondrá en riesgo su 3er puesto en el ranking de la ATP, ya que podría ser superado por el escocés Andy Murray, uno de los favoritos junto con Roger Federer y Djokovic. Aunque hoy eso parece lo de menos para Rafael Nadal.

Sorpresa para Roger

Hace poco, uno de los que más lamentó la ausencia de Nadal de los courts fue Roger Federer. "Pensaba que con lo de los Juegos ya estaba bien, que era una decisión personal. No habíamos oído nada sobre la lesión. Fueron una gran sorpresa todos estos retiros", dijo.

el masters 1000 de cincinnati

Del Potro, sí; Mónaco, no

CINCINNATI (Especial).- Juan Martín del Potro (8° favorito) pasó a los octavos de final del Masters 1000 de Cincinnati, con 2.825.280 dólares en premios, tras ganarle al alemán Tomy Haas (23ero) por 7-5 y 6-3. El tandilense jugará hoy, a las 12, hora de nuestro país, con el serbio Victor Troicki (32°), que superó al australiano Lleyton Hewitt (134°) por 6-2 y 6-0. Con este triunfo, y la derrota del serbio Janko Tipsarevic (7°), Del Potro volverá al 8° puesto del mundo el próximo lunes. Además, con la baja de Nadal, quedaría como 7° favorito en el US Open.

Del Potro debutó directamente en la segunda rueda y tardó una 1h37m en ganarle a Haas, que había eliminado a Nalbandian. El alemán empezó con mucha seguridad, pero le costó cerrar los games. Algo similar le ocurrió al argentino durante el primer set hasta que aprovechó la primera oportunidad de las dos de quiebre en el 5-5. En el segundo, la potencia de Del Potro fue decisiva.

Los otros argentinos no corrieron con la misma fortuna. Juan Mónaco (10°) perdió con el checo Radek Stepanek, que triunfó por 7-6 (2) y 6-1, y Carlos Berlocq cayó con el local Mardy Fish (20°) por 6-3 y 6-1.

un 2012 bastante agitado

Enero: un aviso

Poco antes del debut en el Abierto de Australia siente un "clic" en la rodilla y hasta necesita ayuda para subir escaleras. Se recupera, juega y pierde una maratónica final con Djokovic.

Marzo: más serio

En el Masters 1000 de Miami siente fuertes dolores durante el éxito sobre Tsonga, por los cuartos de final, y no se presenta en las semifinales contra Murray. "No estoy bien", explica.

Junio: el asombro

Pierde sorpresivamente en Wimbledon con el checo Rosol y empieza la inactividad por las fuertes molestias en el tendón rotuliano izquierdo.

Agosto: incierto

Nadal anuncia que, tras las bajas en Londres 2012, Toronto y Cincinnati, tampoco estará en el US Open. Se especula con una recuperación cercana o mayor a los tres meses.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK