El tiburón "tortuga" de Sídney 2000

Durante los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, el nadador australiano Ian Thorpe reunió todos los ingredientes para ser la figura de los juegos tras obtener 3 medallas de oro y batir el record mundial en los 400 metros. Sin embargo, su actuación fue eclipsada por el africano Éric Moussambani, quien pasó a la historia como el antihéroe más famoso de la cita olímpica luego de completar la prueba de los 100 metros de natación en 1 minuto y 52 segundos, más del doble que sus compañeros e incluso superior a la marca mundial de los 200 metros.
 
La ‘anguila’ como es conocido hoy en día, robó el corazón de miles de fanáticos que  lo vieron luchar por la conclusión de la prueba y así completar su  heroica justa deportiva.
 
Su clasificación a los juegos se dio gracias a un sistema diseñado para permitir la participación de deportistas de países en vías de desarrollo. Su imagen nadando sólo en la piscina es imborrable y ella fue posible luego de la descalificación de otros dos participantes por falsa salida.
 
Tras la polémica actuación, el nadador de Guinea Ecuatorial recibió un gran ‘boom’ publicitario y se convirtió en toda una estrella siendo invitado principal de programas de televisión y a otros eventos.
 
Antes de su participación en Sídney, Eric jamás había nadado en una piscina de 50 metros, y su preparación olímpica la llevó a cabo en una de 22 metros de un hotel de la capital.
 
En Atenas 2004 a pesar de haber bajado su marca hasta los 57 segundos, quedó fuera debido a un problema con su pasaporte.

Aclaración: Juegos Olímpicos; Olimpiadas; los anillos olímpicos; Citius, Altius, Fortius; Más Rápido, Más Alto, Más Fuerte y demás marcas relacionadas son propiedad del Comité Olímpico Internacional, del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Juegos Paraolímpicos de Londres, o de sus entidades relacionadas. Este sitio no es patrocinado ni está afiliado con ninguna de estas entidades.