Del Olmo vuelve a la cancha donde se retiró

  • El “Jaibo” fue parte de la plantilla que logró el Bicampeonato en 2004 con Pumas
  • Ahora como DT, dirigirá a nueve jugadores que compartieron la cancha con él
El 15 de abril de 2005, al minuto 85 de un partido ante Monterrey, Ailton da Silva dejó su lugar a Joaquín del Olmo para que jugara sus últimos cinco minutos como futbolista profesional en la Estadio Olímpico Universitario.

Siete años, tres meses y 14 días después, el “Jaibo” regresará -en un partido oficial- a la cancha que lo vio despedirse como jugador, esta vez para encarar el reto más importante de su corta carrera como estratega: dirigir el rumbo de los Pumas en el Torneo Apertura 2012 de la Liga MX.
 
Luego de tres aventuras como Director Técnico -Correcaminos, Xolos de Tijuana y Veracruz-, el tamaulipeco de 43 años de edad vuelve al club donde consiguió sus dos únicos títulos de Liga en el Máximo Circuito, tras más de 17 años de trayectoria profesional. El domingo será su reaparición formal en Ciudad Universitaria en el partido donde la escuadra auriazul se enfrentará a Gallos Blancos en la Jornada 2 del campeonato nacional.
 
Y aunque en siete años el plantel del conjunto felino ha cambiado, a Del Olmo le tocará dirigir a nueve jugadores con los que compartió cancha durante los dos años y cuatro torneos cortos que vistió la camisa auriazul (Apertura 2003, Clausura y Apertura 2004 y Clausura 2005). Con seis de ellos (Darío Verón, Marco Antonio Palacios, Odín Patiño, Jaime Lozano, Alejandro Palacios y Efraín Velarde), logró el Bicampeonato en 2004 de la mano de Hugo Sánchez. Los caminos de Pumas y Joaquín han ido de la mano en cuanto a éxitos y fracasos.
 
A su salida, el equipo de la UNAM pasó dos años lejos del protagonismo de la Liga. Antes de jugar y perder la Final del Apertura 2007 con Atlante, los felinos sólo habían podido calificar a la Liguilla en uno de cuatro torneos. Al mismo tiempo Del Olmo iniciaba su carrera como Auxiliar Técnico en los Tigres Mochis de la Primera A.
 
En el Clausura 2009, cuando el conjunto universitario ganó su sexta estrella derrotando a los Tuzos del Pachuca en el Estadio Hidalgo, el “Jaibo” dejó de ser auxiliar y tuvo su primera experiencia como entrenador dirigiendo cinco juegos a los Correcaminos de la Liga de Ascenso, de los cuales no pudo ganar ninguno, perdió dos y empató tres.
 
Cuatro torneos más tarde, mientras Del Olmo conseguía el Campeonato de la Liga de Ascenso y el título para llegar a Primera División dirigiendo a los Xolos de Tijuana, los Pumas con Guillermo Vázquez en el banquillo, levantaban su séptimo título de Liga y se acentuaban como el quinto equipo más ganador del futbol mexicano.
 
Tras una temporada redonda para ambos vendría la debacle. Al siguiente torneo, la escuadra universitaria fue incapaz de defender su corona y con 25 puntos en el Apertura 2011, quedó eliminado de la Liguilla.

Para Joaquín el torneo terminó en la Jornada 9 cuando Estudiantes derrotó a su equipo en el Estadio Caliente. Con seis puntos de 27 posibles y sólo una victoria en nueve juegos, la Directiva del conjunto fronterizo le dio las gracias.
 
Ahora sus caminos se vuelven a encontrar. Con Joaquín en el timón, los Pumas intentarán volver a los primeros lugares de la Liga, mientras que el “Jaibo” tratará de proyectar su corta carrera como estratega.
Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK