Real Madrid 2-1 Santos... Guerreros cayeron con los 'Merengues'

  • Madrid fue mejor en el duelo de campeones
  • Cristiano Ronaldo jugó 45 minutos
Santos Laguna fue un buen sinodal del Real Madrid, al que le complicó el partido de exhibición efectuado en Las Vegas, Nevada y que formó parte del World Football Challenge.

Los laguneros cayeron 2 por 1 con anotaciones de Xabi Alonso y Sami Khedira por los merengues, mientras que el colombiano Carlos Darwin Quintero marcó el solitario gol albiverde.

El Estadio Sam Boyd registró en total 29, 125 aficionados, quienes tuvieron la oportunidad de ver de cerca a los grandes astros del Campeón de la Liga de las Estrellas, así como al también Campeón mexicano Santos Laguna.

El juego arrancó parejo, los primeros minutos sirvieron de estudio para ambos equipos que de a poco se fueron soltando sobre la cancha del Sam Boyd. Santos Laguna inició con su alineación titular, mientras que el Madrid formó un cuadro entremezclado, con algunas de sus máximas figuras como Cristiano Ronaldo, Mezut Ozzil o Xabi Alonso pero con algunas incrustaciones de jugadores jóvenes.

La primera oportunidad la tuvo Ronaldo al minuto 12 por medio de un tiro libre de media distancia que fue a dar a la humanidad de Oswaldo Sánchez, quien alcanzó a retener el obús del portugués. Pero casi de inmediato,  Xabi Alonso soltó tremendo disparo de  fuera del área que superó a toda la defensa, incluido el arquero que nada pudo hacer para evitar el daño con lo que se abrió la cuenta en favor del Campeón de España.

Los mexicanos poco o nada mostraron a la ofensiva, el nervio hizo presa al medio campo lagunero que no pudo conectar con los atacantes, y por el contrario tuvieron que dedicarse a tratar de contener a los rivales que en abastecer al frente. Al verse superados, los guerreros no pudieron más que dedicarse a lanzar pelotazos sin rumbo fijo.

Pero a pesar del mal funcionamiento colectivo, los de verde y blanco encontraron el empate gracias a la precisión de Daniel Ludueña y a la habilidad del ecuatoriano Christian Suárez; el “Hachita” proyectó con maestría a su compañero, quien recibió entrando al área, se acomodó de pierna zurda y fusiló a Iker Casillas para poner la igualada.

El empate le vino bien al juego, ya que de alguna manera, el Madrid se vio forzado a jugar con mayor intensidad y a pisar el área con más frecuencia, sin embargo el gol se negó a caer. Fueron Higuain y Ozil los que se mostraron con soltura al frente aunque con poca fortuna, en gran parte gracias a la buena actuación del arquero mexicano.

Ludueña tomó la batuta y Santos mejoró notablemente, el “10” marcó el ritmo de juego y comenzó a conectar con sus atacantes, sobretodo a Herculez Gómez, a quien le colocó una gran pelota que no alcanzó a definir de manera correcta y dejó ir la posibilidad de tomar la ventaja cuando apenas corrían 24 minutos de partido.

El juego fue en claro ascenso y se llegó a la parte final de la primera parte ofreciendo un buen espectáculo al aficionado que pagó por ver el choque de campeones. Si bien es cierto que los ibéricos tuvieron mayor posesión, también lo es que el Campeón mexicano supo aprovechar la velocidad de sus jugadores, de quienes sacó ventaja a través de rápidos latigazos que por momentos pusieron en predicamentos al mejor portero del mundo.

Se fueron al descanso dejando la esperanza de ver un mejor segundo tiempo y así fue a pesar de que José Mourinho cambió a la totalidad de su equipo; ingresó Kaká y el brasileño lució casi de inmediato, dio muestra de su gran clase con elegantes regates y haciendo una buena mancuerna con Karim Benzema y Sami Khedira.

Por extraño que pudiera parecer, Real Madrid mostró una mejor cara ya con su cuadro alterno sobre la cancha, hiló un par de jugadas de buena manufactura hasta que al ’71 tomaron la ventaja de manera circunstancial, puesto que Sami Khedira anotó con la cara el gol de la ventaja luego de que Oswaldo escupiera una pelota al lanzarse de palomita.

Aun así el triunfo de 2 por 1 momentáneo fue justo para lo reflejado en el terreno de juego.
Así se alcanzaron los 90 minutos, se pitó el final y la fiesta terminó con el clásico intercambio de camisetas. El Campeón de España fue mejor que el Campeón de México.
Cargando...