Vilanova y Mourinho se reencuentran un año después del "dedazo"

El primer "clásico" de la temporada, el partido de ida de la Supercopa de España en el Camp Nou el jueves supondrá también el reencuentro de José Mourinho y Tito Vilanova, que hace un año centró la polémica cuando el primero le metió un dedo en el ojo al segundo.

Los dos técnicos volverán a verse, Mourinho inicia su tercera temporada al frente del Real Madrid y Vilanova es ya un gran conocido del público tras tomar el relevo de Pep Guardiola al frente del Barça.

El 17 de agosto de 2011, en el partido de vuelta de la Supercopa de España que acabó con un 3-2 favorable al Barça gracias a gol providencial de Messi a dos minutos del final, los azulgrana se llevaron el 12º título de la era Guardiola (14 en total) frente a su eterno rival, cuyo entrenador se convirtió en protagonista con su acción.

Mourinho se dirigió a Vilanova, entonces ayudante de Guardiola, y le metió un dedo en el ojo, tras lo cual el técnico blanco rechazó disculparse y aunque ambos fueron sancionados posteriormente por estos hechos, la Federación Española acabó indultándolos recientemente.

El presidente de la Federación, Angel María Villar, consideró en julio pasado que la victoria de España en la última Eurocopa de Polonia y Ucrania "es circunstancia singularmente grata que sitúa al fútbol español en el primer puesto de la clasificación mundial y es motivo justificado para adoptar medidas de gracia para condonación de sanciones".

Así, Mourinho vio desvanecerse los dos partidos de sanción que se le había impuesto, mientras Vilanova tampoco tiene que cumplir uno, que se le impuso por responder a la agresión del técnico blanco con un empujón.

Ambos protagonistas están, además, mucho más tranquilos y conciliadores, y en una entrevista reciente, el entrenador del Madrid acabó admitiendo que "no debí haber hecho lo que hice".

"Precisamente trabajo mucho con mis jugadores el control de las emociones, en la concentración para jugar bien, pero ahí cometí un error y no voy a buscar excusas, fallé", reconoció "Mou".

Tal vez ahora el entrenador merengue sepa quien es "Pito Vilanova", como lo llamó el día del estrafalario "dedazo" en el ojo, y es que empezar la temporada ya en guerra con el nuevo entrenador del Barcelona podría ser mal percibido, especialmente después del indulto de la Federación Española.

Por otra parte, Mourinho también podría estar mostrándose mucho más conciliador debido a la operación a la que fue sometido Vilanova en noviembre de 2011 por un tumor en la glándula parótida, de la que ya está recuperado.

En cuanto a Vilanova, también parece haber querido pasar página: "El castigo más grande son esas imágenes que difícilmente se olvidarán", declaró el entrenador del Barça, consciente del mal ejemplo dado por dos hombres que deberían ser unos "educadores" del deporte.

Ahora ya sólo falta esperar al jueves para ver si Mourinho, incluso bajo la presión de un "clásico", aplica sus promesas de tranquilidad y mesura.

El primer "clásico" de la temporada, el partido de ida de la Supercopa de España en el Camp Nou el jueves supondrá también el reencuentro de José Mourinho y Tito Vilanova, que hace un año centró la polémica cuando el primero le metió un dedo en el ojo al segundo.

Los dos técnicos volverán a verse cuando Mourinho inicia su tercera temporada al frente del Real Madrid y Vilanova es ya un gran conocido del público tras tomar el relevo de Pep Guardiola al frente del Barça.

El primer "clásico" de la temporada, el partido de ida de la Supercopa de España en el Camp Nou el jueves supondrá también el reencuentro de José Mourinho y Tito Vilanova, que hace un año centró la polémica cuando el primero le metió un dedo en el ojo al segundo.

Cargando...

YAHOO DEPORTES EN FACEBOOK