Villa y Barrera, intercambian colores

  • Barrera jugo cinco años con Pumas e hizo el gol que le dio el sexto título a los felinos
  • Villa jugó tres años con La Máquina y logró meter 54 goles con la camisa celeste
  • Ambos jugadores llegaron a Pumas y Cruz Azul en el pasado mercado de verano

Con los colores intercambiados, dos de las últimas figuras de Pumas y Cruz Azul se encontrarán el próximo domingo al medio día en la cancha del Estadio Olímpico Universitario. Emanuel Villa de azul y oro, y Pablo Barrera de celeste, serán los protagonistas del juego de la Jornada 6 del Apertura 2012 que será recordado como el primero contra sus ex equipos.

Villa y Barrera, quienes siguen levantando suspiros entre los aficionados cementeros y felinos, llegaron como refuerzos en el pasado mercado de verano generando una gran expectativa, no sólo entre los seguidores de sus respectivos equipos, sino en todo el futbol mexicano.

EMANUEL VILLA

El “Tito” colgó la camisa celeste el pasado 19 de julio cuando la Directiva del Cruz Azul oficializó su salida de la institución debido a una diferencia contractual cuando el argentino buscaba renovar y seguir su carrera como cementero. El arreglo no llegó y Emanuel quedó libre el 19 de mayo del 2012.

Los rumores de su llegada a Pumas surgieron apenas dejó a La Máquina, pero no fue hasta el 24 de mayo cuando el equipo universitario formalizó la contratación del atacante sudamericano, a quien después se le uniría el español Luis García, Martín Romagnoli y Jaime Lozano.

Villa logró anotar 54 goles durante los tres años y seis torneos cortos en que defendió la casaca azul. Su mejor torneo fue el de su debut como cementero, el Apertura 2009, donde logró hacer 17 tantos en la fase regular los que le valieron para convertirse en Campeón de goleo esa temporada.

PABLO BARRERA

La historia del “Dinamita” fue diferente. Tras un pésimo torneo con el Zaragoza, donde no tuvo regularidad, ni minutos, Barrera fue buscando por el Cruz Azul y el 12 de julio se formalizó el fichaje, luego de dos años de una aventura por el futbol de Europa que lo llevó a jugar en Inglaterra y España.

Pablo, quien fue fichado por el West Ham del balompié inglés tras su actuación en el Mundial de Sudáfrica 2010, debutó con los Pumas de la UNAM en el Torneo Apertura 2005 y rápido se convirtió en un referente en el ataque del equipo universitario con quien ganó el Campeonato de Liga del Apertura 2009.

Aunque era mejor conocido por su habilidad por la banda, los desbordes y los centros,  en los cinco años que vistió los colores azul y oro, Pablo Barrera logró meter 18 goles. Uno de ellos le dio el triunfo a los felinos en la Final del Apertura 2009, el penúltimo título conquistado por el cuadro del Pedregal.

El domingo 25 de agosto del 2012, quedará marcado como un día especial para ambos. Barrera regresa al equipo que lo vio nacer como futbolista y Villa al equipo donde logró consagrarse dentro del futbol mexicano.
Cargando...